Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 23 de junio de 2017

Geometría del instante.





El estío no ha hecho más que comenzar y ya está dejando caer sobre nosotros todo el peso de sus rigores. Nada tiene de extraño que, en tales circunstancias, se aproveche cualquier método que tengamos a mano para intentar refrescar un tanto nuestros sofocados cuerpos.

En eso estaba yo, precisamente, cuando observé como una joven, a través de un sencillo y cotidiano gesto, imprimía con su cabellos una fugaz pincelada en el tiempo, un gráfico y fluido ejemplo de divina proporción, activando, de paso, toda una serie de reflexiones en el interior de mi mente, mientras trascendía el aparente desorden vegetal que nos servía de escenario para adentrarse en el orden geométrico que subyace en todas las cosas.



miércoles, 21 de junio de 2017

Inercia y deriva.





Confiamos, sí, en la inercia.
A ella encomendamos nuestra esperanza.
Un pequeño impulso inicial
y todo vendrá rodado pensamos.
– Una vez efectuado el arranque
no tendremos de qué preocuparnos.
Pero esa fuerza ni es eterna ni constante
ni, tampoco, la única con la que vamos a encontrarnos.

Cuando dejamos a la marea imponer su criterio,
cuando confundimos lo posible con lo probable,
de poco sirve aquel empuje originario,
y, desvanecido su ímpetu,
quedamos a merced de las corrientes y los vientos
que obrarán a su capricho sin cuidarse de nosotros.

De ser así, puede ser que el azar venga a socorrernos;
algunas veces, muy pocas;
mas la deriva se presenta dotada de inercia propia
y…, si se ven enfrentadas, la nuestra no saldrá muy bien parada.



martes, 20 de junio de 2017

Confines.






La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. ¿Entonces…, para qué sirve la utopía? Pues…, para eso. Para caminar.




Eduardo Galeano. (Periodista y escritor uruguayo)


domingo, 18 de junio de 2017

Rincón emparrado.





Los que ya vais conociendo un poco la forma en que se desarrollan las cosas por aquí, sabréis que, para los qarpadios, vivir en plenitud el presente no es que sea lo más importante, pero casi.

En tal sentido, no sólo aprovechan la más mínima oportunidad que se les brinda para llevar a efecto esta particular y autoimpuesta encomienda, sino que van un paso más allá, hasta elevarla, prácticamente, a la categoría de arte. Ningún detalle, por pequeño que sea, parece resultar accesorio cuando de lo que se trata es de exaltar la efímera belleza del momento en cualquiera de sus vertientes.

Esa es la razón por la cual no resulta complicado dar con rincones de diversa índole (como pudiera ser el caso de este) que son capaces de trasmitir e inspirar una variada gama de emociones.


Qué disfrutéis todos de una muy feliz, y “enriquecedora”, jornada de domingo.


viernes, 16 de junio de 2017

Nómadas.





No forman parte de ningún grupo específico ni buscan reafirmarse frente al resto. No son enemigos de ningún orden establecido ni persiguen derribar ningún sistema. Son como son. Libres pero a la vez responsables de su propio destino. Independientes en la medida que se lo permite su presente. Sin resignarse, consecuentes. Entusiastas, sí,  aunque no por ello menos juiciosos.

Hace algún tiempo, ya me habían hablado sobre ellos, pero, cuando al fin fui testigo directo de su verdadera idiosincrasia, no resultaron ser como esperaba.




miércoles, 14 de junio de 2017

Trasfondo.





Muchos ven a través de ti sin reparar en tu fondo.
Es más. Sus miradas te traspasan
como a un cristal impoluto,
como al escudo invisible que protege del vacío.

Sin cuestionarse a sí mismos
te dan por sentada como al aire que respiran,
despreocupados y ausentes, aletargados e insulsos,
pobres en sus alcances, arrogantes y orgullosos.

Sin ser yo muy buen ejemplo de perspicacia o altura,
puedo ver cuán profundos se cimientan tus pilares,
cómo fraguó ese mortero de tu sustancia primera
hasta formar el conjunto que te presenta y define.

No asimilo; bien lo sabes; lo volátil de estos tiempos
y lo fácil que es perderse entre ilusiones ficticias.
No comprendo la renuncia; torpemente consentida;
hacia todo lo otorgado y a su olvido irresponsable.

Por eso pienso: ¿qué esperan obtener si ya lo tienen?
O mejor… ¿de dónde, si no ven lo que hay delante?



martes, 13 de junio de 2017

Pretensiones erróneas.





El corazón de cada uno es un mundo aparte, y pretender definir el amor, esto es, todos los amores, supone una pretensión insostenible para quienes ya lo han vivido.



Paul Bourget. (Escritor francés)



domingo, 11 de junio de 2017

Rincón adosado.





Pueden darse momentos, situaciones o lugares, en los que el espacio disponible se nos presente como un recurso más bien escaso. En relación a nuestras necesidades de superficie, esto podría suponer todo un reto; cuando no una imposibilidad manifiesta; de cara a poner en práctica determinados proyectos constructivos.

Ahora bien. Cuando de lo que se trata es de acotar una parcela destinada a constituir un reducto particular; con un poco de esmero y echándole algo de imaginación; podemos concebir rincones sumamente acogedores a pesar de sus discretas dimensiones.

Que disfrutéis todos de una feliz; y “bien resuelta”; jornada de domingo.



viernes, 9 de junio de 2017

Voyeurismo emocional.





Observaba como aquellas dos jóvenes charlaban animadas y risueñas de sus cosas, ajenas a cualquier cuestión accesoria, centradas en su propio presente. Mientras lo hacía, no pude evitar sentir algo de envidia (envidia sana, no me malinterpretéis), pero que no obedecía ni a la sustancia de su parlamento; sobre el que no estaba prestando demasiada atención; ni al esplendor y lozanía de aquellos cuerpos en la flor de la vida (elemento este, no obstante, bien grato a la vista).

Lo que, en verdad, me tenía fascinado era la ilusión que se desprendía de sus gestos, sus miradas cómplices, en definitiva, de sus actitud. Si bien Qarpadia no resulta ser un lugar demasiado propicio para elucubraciones ingenuas, aquellas dos muchachas conservaban aún una cierta inocencia de carácter, una fortaleza de ánimo derivada de la firme convicción de tener el mundo a sus pies, de que todos sus proyectos; fueran cuales fuesen; terminarían llegando, indefectiblemente, a buen puerto.

A mí, esa serie de razonamientos me pillan algo mayor y; aunque no me considere una persona excesivamente pesimista; me resulta imposible focalizar mis experiencias vitales desde esa óptica de despreocupada complacencia. Aún así, recuerdo el tiempo en que era capaz de disfrutarla, y sé reconocerla cuando la veo en los demás, de tal manera que…; cuando tengo la oportunidad, aunque sólo sea con la mirada; intento apropiarme furtivamente de un poco de esa sustancia perdida.

Llamadme ladrón si queréis, pero tampoco me juzguéis con excesiva severidad.



miércoles, 7 de junio de 2017

Sweet gravity.





Hay poderes invisibles,
que nos vencen de antemano,
frente a los cuales la lucha
se manifiesta inviable.
Tal derrota no es deshonra
pues excede lo factible
y a la razón no se aplaca
con hipérboles ruinosas.

Algunos de ellos, no obstante,
merecen ser contemplados
como una causa oportuna,
provechosa y hasta afable,
puesto que ofertan ventajas
en virtud a la exigencia
derivada de su influjo
y el orden que proporcionan.

Despejados los supuestos
y asimiladas las bases,
lo que ayer era misterio,
hoy se sabe cotidiano.
Y aunque no cese su influjo,
es factor ya conocido
sin dobleces en su trazo
ni segundas intenciones.

Estáticos en el limbo
del olvido pretendido,
arropados por potencias
con un origen sagrado,
flotamos como el aliento
de la épica obtenida
tras vencer a los demonios
que sabemos interiores.




martes, 6 de junio de 2017

Valor absoluto.





No es cierto que existan distintas clases de amor. Amor sólo hay uno aunque con ingredientes diferentes.



Dicho popular.



domingo, 4 de junio de 2017

Rincón combinado.





Si la memoria no me falla, me parece que ya he compartido con vosotros algún que otro rincón dotado; como este; de cierta ambigüedad estilística. No penséis que esta circunstancia obedece a ningún intento por mi parte de sugestionaros en una determinada dirección (o…, tal vez, sí), pero es que, combinaciones de esta índole, suelen ser bastante comunes por estos parajes. Posiblemente, ese sea uno de los motivos por los que tiendo a dejarlos expuestos por aquí con relativa frecuencia.

Por otra parte, esta suerte de reiteración, obedece a una circunstancia bastante arraigada en la sociedad qarpadia y que no se circunscribe, únicamente, al ámbito estético. Como también he manifestado con anterioridad, el eclecticismo; en el más amplio sentido de la palabra; constituye uno de los rasgos más definitorios para quienes pueblan la nación invisible y; de ese mestizaje intrínseco, de esa fusión autoimpuesta; tienden a surgir, muchas veces, combinaciones insospechadas.

Que disfrutéis todos de una feliz, y “amalgamada”, jornada de domingo.



viernes, 2 de junio de 2017

Impasse.





La desenvuelta naturalidad de la que hacía gala la pareja no hacía otra cosa que aumentar, más si cabe, mi desconcierto. Resultaba evidente que mi perplejidad no estaba pasando desapercibida, aunque cada uno de mis anfitriones parecía estar enfocándola de forma un tanto distinta.


Él; impertérrito, neutro, indiferente; como si yo fuera un elemento lejano y ajeno por completo a la escena (lo cual distaba un buen trecho de ser cierto). Ella, por el contrario, atenta y escrutadora, parecía estar desnudando mi pensamiento con la mirada; por mucho que fuera su cuerpo el que no dejaba nada a la imaginación; y, entre tanto, parecía estar dedicándome una comedida, aunque maliciosa, sonrisa provocada, sin duda, por el hecho de estar siendo testigo de mi azoramiento.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...