Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 13 de septiembre de 2013

Papis estresados.


Recién iniciado el nuevo curso escolar, son muchas las mamis y los papis que respiran aliviados por poder dejar a sus retoños unas horitas ocupados en el cole. Lo cierto es que los niños son adorables pero, en honor a la verdad, a veces tienden a ser demasiado absorbentes. Durante los periodos vacacionales, este hecho, resulta aún más evidente y…, claro, en ocasiones, surge algún que otro conflicto.

Para que en futuros estíos no vuelvan a repetirse circunstancias de ese estilo desde la ludoteca se están empleando a fondo para dar con la solución a ese eterno problema: ¿qué hacer con los niños a fin de que…, por un lado no se aburran y por el otro no nos aburran a nosotros?

En el departamento de desarrollo lúdico infantil se han volcado en la cuestión y ha llegado a la conclusión de que la mejor forma de evitar que los más pequeños estén reclamando constantemente la atención de sus progenitores es conseguir que sus mecanismos de interactuación deriven hacia otro tipo de cuestiones. En ese sentido, algunas actividades que pueden realizarse con animales domésticos resultan muy útiles además de constituir un estímulo bastante conveniente de cara a desarrollar algunas capacidades cognitivas.

Ahora bien. La elección de un espécimen adecuado juega un papel muy importante  para lograr el propósito que nuestros chicos pretenden. Nada de dóciles mascota o tiernos cachorritos. Lo que interesa es que sean capaces de desarrollar unas potentes capacidades físicas; nuestros niños necesitan de compañeros de juegos que les planteen unos retos que puedan estar a su altura.


Sobre el papel todo esto suena muy bien, hasta, incluso, parece razonable viniendo de quien viene; pero el problema surge durante la aplicación práctica de estas teorías. La idea que tienen en la ludoteca respecto a que debe ser considero como un “reto” difiere un tanto de la que solemos tener los demás. Por lo que he podido ver hasta ahora, no creo que muchos padres se presten a que sus hijos se vean expuestos a esta arriesgada terapia y, aún en el caso de que sí lo hicieran, no creo que sus vástagos se mostraran excesivamente entusiasmados después de haberla probado.

Feliz finde a todos y no seáis demasiado exigentes con la gente menuda.


2 comentarios:

  1. Los de la ludo me han pasado parte de sus experimentos para ganar tiempo y en este caso creo que los que van a dimitir seran los propios animalitos y no me extraña en absoluto...es que hay niños y niños....

    Creo que mas bien van a conseguir entrenar a los bichilloa para que se defiendan de los otros animalitos...jijij


    Muy divertida entrada!!!
    Feliz dia
    Besines dulces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. Creo que esa es una eventualidad que ya estaba prevista (o, al menos, eso es lo que me han hecho llegar nuestros lúdicos amigos). Lo que ya no tengo tan claro es la forma en que tienen pensado hacerle frente aunque no creo que tenga que pasar demasiado tiempo antes de que nos saquen de dudas.

      Un beso y un azote, mi sierva.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...