Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

domingo, 24 de septiembre de 2017

Rincón antesala.





Siempre que, por el motivo que sea, damos comienzo a un nuevo ciclo en nuestras vidas, nos vemos asaltados por una amalgama de sensaciones; muchas veces contradictorias; que parecen agolparse de manera desordenada  y, hasta incluso, apabullante. Ilusión y recelo, confianza e incertidumbre, cierta sensación de alegría aunque acompañada de pequeños temores, son sólo algunas de las muchas combinaciones que pueden llegar a presentarse en estos casos.

Si tuviera que establecer algún tipo de analogía entre este revoltijo de emociones y un espacio físico concreto, lo primero que se me vendría a la cabeza es la recepción de algunos establecimientos (sobre todo cuando los visitamos por primera vez). Se supone que, al primer golpe de vista, debería de ofrecernos una idea aproximada de aquello a lo que anteceden; pero…, lo que en realidad esconden detrás, no deja de constituir un misterio para nosotros y, rápidamente, nuestra imaginación se ocupa de rellenar los huecos que nuestros sentidos no son capaces de percibir. Serán, pues, nuestros propios pensamientos; jalonados por alguna que otra experiencia previa; los que vengan a poblar de bondades, oprobios o carencias ese reducto temporalmente vedado; creando así un escenario, en cierto modo, personalizado, aunque no necesariamente real.

Sea como fuere, esos momentos de anticipación; aunque de un modo pasajero; dejan una impronta particular en nuestro subconsciente que, en ocasiones, puede llegar a redefinirse como el germen que nos inspire a acometer nuevas y estimulantes iniciativas.

Que disfrutéis todos de una muy feliz, e “intrigante”, jornada de domingo.



viernes, 22 de septiembre de 2017

Retomando el pulso.





Mientas somos testigos de los últimos coletazos estivales, toca ir recuperando viejos hábitos; posiblemente, menos desenfadados que los que veníamos desplegando hasta hace bien poco y, por otra parte, bastante más centrados en la consecución de objetivos más prosaicos. Las agujas del reloj tienden a recuperar buena parte del protagonismo que les habíamos sustraído durante el verano y; paulatinamente, de manera insoslayable; vamos adentrándonos de nuevo por entre los conocidos paisajes de nuestras acostumbradas rutinas.




Existen, no obstante, diversos grados de rutina y…; aunque todo pueda ser calificado como episódico cuando se le aplica un baremo temporal lo suficientemente amplio; algunas de ellas no dejan de resultarnos tentadoras y apetecibles cuando estamos dispuestos a respetar las pausas pertinentes y ceñirnos al ritmo que resulte más apropiado a cada secuencia.






miércoles, 20 de septiembre de 2017

Esa otra parte de ti.





Puede parecer un pretexto,
una forma subrepticia
de lidiar con la rutina.
Una evasión pasajera,
ilusoria y sin futuro,
que puebla las horas muertas
mientras se espera un milagro.

Así será en algún caso;
si es que vence la apatía
y se presentan confusos
antojos y realidades
que reniegan con vehemencia
y se enfrentan sin tapujos
dando a entender lo imposible
de un acuerdo entre las partes.

Pero…, en tu caso es distinto.

Tú no abrazaste una causa
ajena a ti por completo.
No te has sentido atraída
por los cantos de sirena
que encubren el merchandising.
No has claudicado al impulso
que se desprende del morbo
y que se esfuma al momento
de haberlo llevado a cabo.

Tú has sido fiel al dictamen
que tú misma te impusiste
y, con empeño y fortuna,
tu propio verso forjaste.
Y, ahora; al vestir las prendas
que, en otros cuerpos, adornan;
en realidad te desnudas
defendiendo tus verdades.



martes, 19 de septiembre de 2017

Identidades compartidas.





Si únicamente te encuentras a ti mismo cuando estás solo, entonces es que no frecuentas buenas compañías.


Jean Paul Sartre. (Filósofo, escritor y activista político francés)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...